Share this post

  • Miguel Ángel Torrijos, académico de La Salle, opinó para El Economista a propósito de la toma de protesta.     

“La administración del Presidente Andrés Manuel López Obrador recibe un país en marcha y estable: en lo macroeconómico, institucional, crecimiento, en materia de empleo, control de la inflación, en la actividad turística y varias más, y en la oportunidad que tiene el país de abrirse a mercados internacionales, respecto a la inversión en sectores estratégicos económicos como en los energéticos y comunicaciones, que detonarán mayor competitividad y con ello mejores servicios y mejores productos.

Hay serios déficits en materia de justicia, corrupción e inseguridad que desalientan las inversiones y con ello la oportunidad de generar más empleos; una reforma fiscal adversa al empresariado mexicano y un sistema político desgastado por esas mismas causas que generaron crisis de legitimidad en un período relativamente corto.

A lo anterior hay que agregarle que México también enfrenta situaciones en un entorno internacional inestable dadas la variabilidad en el precio del petróleo, la determinación de la tasa de la FED en Estados Unidos de incrementarla o la incertidumbre de la relación comercial con esta nación.

No debe pasar desapercibido que México tiene dos cualidades muy particulares que lo distinguen del resto de los países del continente: su vecindad con Norteamérica y con ello su política comercial y de combate al narcotráfico; la política migratoria y la necesidad de un efectivo desempeño de sus representantes diplomáticos en ese país en defensa de los connacionales, lo cual marca buena parte de la agenda internacional y con ello las prioridades en la agenda nacional.

Por lo anterior, considero que los principales retos que debe enfrentar la administración del Presidente López Obrador, son los siguientes:

Necesita que sus promesas de campaña vayan gradualmente siendo cumplidas

No sólo para convencer a su electorado, sino también a quienes fueron y serán su oposición, así como mostrar claramente sus beneficios. De no hacerlo, puede gradualmente caer en descrédito y ello acelerar otra nueva crisis de legitimidad; sobre todo si aquellos que al emitir su voto confiaron en algún beneficio y no lo reciben, desde personas de la tercera edad, pasando por los jóvenes y su promesa de primer empleo, hasta los proyectos de infraestructura que ha polarizado mucho a diversos sectores, podrían rápidamente desilusionarse y no solo dejar de confiar en él, sino incluso, convertirse en una oposición galopante. 

Con el Presidente Peña, aprendimos que a pesar de que el sistema político podría gozar de salud, el descrédito del titular del Ejecutivo Federal, trajo consigo una devastación para su propio partido, a pesar de los resultados positivos que cada Ejecutivo Estatal pudiera dar, y debería tomarla en cuenta el Presidente electo López Obrador.

Seguridad, Orden y Justicia

Entre los mexicanos existe la sensación de que la impunidad campea y que puede aprovecharse de ello; sin embargo, y de manera contradictoria, también requiere de la seguridad jurídica para su propio desarrollo.

En ese sentido, necesita que las normas se cumplan, pero también de un orden jurídico entendible, accesible y factible, que le den seguridad en el empleo, en sus relaciones comerciales cotidianas y que sepa que sus familias, pueden aspirar a algo mejor. La política del perdón, deja en entredicho tales aspiraciones, pues tiene aroma a impunidad, y los electores votaron también para que la corrupción no solo se erradique, sino que también se castigue, y una lectura distante a ese parecer, puede resultar en detrimento de su popularidad, y además como freno, al judicializar muchas de las decisiones que tome. Estará tan ocupado atendiendo demandas en tribunales que el tiempo que le quede para gobernar, será ínfimo y carente de resultados. 

Por lo que toca al tema de combate al narcotráfico, aún parece ambiguo, y eso lo aprovecharán sin duda los capos del crimen organizado; ya ha retomado al ejército sin el cual no puede librarse esa batalla, pero dejó de cumplir promesas de campaña. Retrocederá con ello en popularidad y además, estoy seguro, que las fuerzas armadas no simpatizarán con la idea de desaparecer y fusionarse en una sola fuerza que ponga orden a la sociedad.

Basta con recordar que lo que propició la Ley de Seguridad Interior, declarada inconstitucional por la Corte, fue un llamado de atención, precisamente de las fuerzas armadas para dejar de poner los muertos y que la clase política se beneficie de ello y negocie tras bambalinas con el narco. Tener la lectura equivocada de los hechos, podría significarle una grave inestabilidad en materia de orden.

Generación de empleo

La sola operación de programas que repartan dinero, no será suficiente para atender las demandas de bienes y servicios que, con ese recurso, tengan sus beneficiarios. Debe existir una actividad económica sin subsidios y libres de control de precios, porque de haberlos, deteriorará gradualmente la competencia y la producción en el país, y con ello, la generación de empleos, y lejos de cumplir el objetivo inicial de procurar su generación de empleos, la desincentivará.

El Presidente López Obrador deberá recordar que el Estado no es quien genera los empleos, o por lo menos el principal generador de los mismos, es quien propicia las condiciones para que se generen.  Hacer caso omiso a este llamado, llevará a presiones inflacionarias y al fortalecimiento del mercado negro de productos baratos porque otros países los producen a menor precio, libres de las supuestas y falsas bondades de los precios de garantías.

Estabilidad financiera

El Presidente electo López Obrador, debe reconocer que, a pesar de los vaivenes internos y los internacionales, recibe un país con crecimiento, con organismos autónomos que coparticipan en la estabilidad de las variables macroeconómicas que inciden en el control de la inflación. Romper esos equilibrios, como parece estar haciendo desde antes de su toma de protesta, lo único que logrará es debilitar aún más al peso frente a un entorno económico internacional adverso. Debe procurar mantener esas variables en un margen que no debiliten la moneda ni la inflación.

Operación del nuevo tratado comercial con América del Norte

Los acuerdos trilaterales con los países de América del norte parecen haber logrado consensos respecto a las inversiones y operaciones comerciales entre esos tres países, incluídos México.

Dicha renegociación, he dejado algunas desventajas para sectores específicos del país cuyas exportaciones son relevantes para nosotros, por lo que la Presidencia de la República deberá ser cautelosa en la forma de operación del mismo y si hay factores internos en cada país que puedan poner en riesgo, como pudiera ser la nueva composición de la Cámara Baja en el Congreso de los Estados Unidos.

La migración y las relaciones internacionales

México se ha distinguido por mucho tiempo por ser interlocutor en conflictos internacionales, algunos de ellos incluso han propiciado un Premio Nobel para México, y ello se ha logrado siendo imparcial en todos los espacios diplomáticos en los que participa; por ello, deberá evitar caer en la tentación de la conformación de un bloque de izquierda, que parece ya estar anunciando desde hace algunos días con países que se ha demostrado que solamente han debilitado su economía y su seguridad interna, y que incluso, su resultado lo vemos en los procesos migratorios de la caravana que atravesó nuestro país.

La agenda migratoria, debe ser atendida no sólo con relación a los Estados Unidos con la protección de los intereses de los connacionales, pero ello no implica que sea el portavoz de todos los migrantes que, provenientes de Centroamérica, quieren ingresar ilegalmente a nuestro vecino del Norte, y ese discurso, no parece ser muy del agrado del grueso de los mexicanos, por lo que deberá ser cauteloso en cómo maneja ese tema.

El Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, debe aprender a escuchar, a saber que gobierna para diferentes voces, para diferentes formas de pensar, que requiere consensos y que debe conocer y aprender de diferentes temas con los que no estaba familiarizado, eso ha pasado con cada Presidente y debe buscar equilibrios en sus decisiones, no imposiciones.”

Por: Miguel Angel Torrijos Mendoza.
Fotografía: 123.rf

Para conocer más sobre el tema, asiste al panel ¿Promesas que cambiarán a México? 
que se realizará este lunes 3 de diciembre en La Salle.

 

 

La Universidad La Salle México no se responsabiliza de los testimonios y opiniones vertidas a título personal en esta publicación. Los comentarios, datos y opiniones aquí externados son responsabilidad única de quiénes los emiten. (2018)

Publicaciones Relacionadas

14 DICIEMBRE, 2018

Fotogalería: Colaboradores demuestran su...

La Salle realizó una muestra artística donde participaron todas las áreas, además de un...

0

14 DICIEMBRE, 2018

AVISO: Horarios especiales de Promoción y...

Del 2 al 5 de enero, habrá horario especial de atención, de 10:00 a 15:00 h.     ...

0

13 DICIEMBRE, 2018

Reconocen a La Salle por inscribir el 100%...

El documento otorgado por la SEP corresponde a la meta del Plan Nacional de Desarrollo...

2

12 DICIEMBRE, 2018

Lasallistas desarrollaron modelo matemático...

La representación es del Helicobacter hepaticus, responsable de afecciones en células del...

0

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

X