Share this post

Celebramos los 25 años del CIEL y si aún no sabes a qué se dedica esta área de apoyo, ¡te estás tardando!

Los medios de comunicación nos permiten conocer un poco cómo sería vivir en el extranjero pero nada se compara con hacerlo en persona; experimentar nuevas costumbres, probar comidas exóticas, descubrir nuevos olores, disfrutar climas desconocidos, hacer nuevos amigos, entender formas diferentes de interpretar la vida, sorprendernos de lo mucho que ignorábamos: esta es una de los objetivos alcanzados durante los 25 años del CIEL. Un viaje como turista nos puede ayudar bastante a descubrir algo de esto, sin embargo es necesario pasar un tiempo más largo para vislumbrar lo que realmente yace “tras bambalinas” e integrarse realmente al lugar que visitamos.

¿Para qué serviría esto en mi vida?

Para enriquecerla, para hacerla más intensa, para llenarla de experiencias, para aportar algo bueno al lugar a donde vas y al lugar de dónde vienes, para ser más tolerante, para construir un mejor futuro para ti y la gente a tu alrededor. Los 25 años del CIEL son un gran motivo para que te animes a vivirlo.

A continuación se presenta el testimonio de un lasallista que hizo realidad su sueño:

Para mí todo comenzó al conocer a los alumnos extranjeros que nos visitaban en la universidad. Conocí estudiantes de los Estados Unidos, Francia, Alemania, Inglaterra, Brasil, China, etc.  Sus preguntas sobre nuestras costumbres,  idioma y lugares a los que les recomendaba ir hicieron que a su vez creciera en mí el deseo por descubrir cómo sería vivir en otro país.

Mi primera experiencia lejos de casa, no como turista, fue en la St. Mary´s University of Minnesota en Winona.  Ahí fui invitado por uno de los estudiantes que había estado en La Salle Mx. Tuve la oportunidad de conocer la vida estudiantil, participar en algunas clases y platicar con los alumnos sobre México y así motivarlos a que participaran en los intercambios que se ofrecían. Me llevé muy gratos recuerdos de este viaje, incluida mi primera experiencia a -26°C.

Durante mi estancia en La Salle Mx tomé clases de alemán, algo me decía que me sería de mucha utilidad y no estaba errado.  Al concluir la carrera de Ingeniería Industrial y Sistemas Organizacionales apliqué para la Maestría en Ingeniería de Producción Global en la Technische Universität Berlín y fui aceptado junto con otro compañero de carrera. Ahí el DAAD (Servicio Alemán de Intercambio Académico) me dio una beca para profundizar mis estudios del idioma, sin embargo, esta experiencia solo pudo durar un par de meses ya que tuve que regresar a México por una situación familiar que me impidió continuar con los estudios.

Al regresar de Berlín encontré una oportunidad de trabajo en Volkswagen México, en el área de logística. Mi deseo y empuje por volver al extranjero dio frutos ya que, algún tiempo después, la compañía me envió tres años como residente a Volkswagen AG en Wolfsburg, Alemania.  Durante esta estancia pude comprobar que lo obtenido en México desde la universidad seguía siendo muy valioso.

Cambia la percepción de los extranjeros hacia México

Existen muchos estereotipos erróneos sobre los mexicanos, y esta fue una excelente oportunidad para tirar muchos de ellos y demostrar que estamos a la altura de los retos que presenta el mundo laboral, incluso en países de primer mundo.  Fue grato que mis compañeros alemanes reconocieran la entrega y calidad del trabajo hecho por todos los mexicanos que ahí se encuentran.

El plan original era volver a México después de concluir mi residencia en Wolfsburg, sin embargo me surgió una oferta de trabajo para Daimler AG. Después de meditarlo y consultarlo con mi familia decidimos correr el riesgo y quedarnos indefinidamente. Hoy, después de cuatro años de haber salido de México, aquí nos encontramos, cerca de Stuttgart en Alemania.

Estoy profundamente agradecido con La Salle por ser base para el camino por el que la vida me ha llevado; un camino lleno de experiencias, satisfacciones e incontables descubrimientos.  Salir a explorar el mundo es una oportunidad que nadie debería dejar pasar.

Ahora es tu turno, celebra los 25 años del CIEL comenzando tu experiencia internacional con el primer paso: acude por informes.

Indivisa Manent

 

Eduardo Maubert Arista

Egresado de la Licenciatura de Ingeniería Industrial

 

También lee: Convenio ONE LA SALLE

Publicaciones Relacionadas

14 DICIEMBRE, 2018

¡Hasta pronto, estudiantes de intercambio!

Concluyó la estadía de estudiantes en La Salle México y el CIEL les dio una despedida al...

0

5 DICIEMBRE, 2018

Las 10 cosas que más vas a extrañar de La...

Tal vez ya te urgían las vacaciones, pero llegrá un punto en que extrañes a La Salle. Eso sí,...

0

26 NOVIEMBRE, 2018

Cómo pasar los exámenes finales sin morir...

La chica de Reims da algunos consejos para acabar con los finales sin que ellos acaben contigo....

0

23 NOVIEMBRE, 2018

La Salle reconoce a egresados en toma de...

La Salle se enorgullece y reconoce a los Profesionales con Valor con mejor promedio de su...

0

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

X