Share this post

Mejoramos la experiencia del usuario con la adquisición de un metabuscador y un sistema de autenticación.                                             

La crisis de Covid-19, en 2020, fue un acelerador de la transformación digital que también tuvo efecto en la Biblioteca La Salle. Si bien, en 2017 comenzó la digitalización del conocimiento que genera nuestra comunidad, a través del Repositorio Institucional, en los últimos tres años adquirimos un metabuscador y un sistema de autenticación, así como otros recursos digitales que mejoran la experiencia de los usuarios.

Con el inicio de la pandemia, La Salle integró el servicio de consulta remoto, para que los usuarios no tuvieran que trasladarse hasta la universidad. Un ejemplo de esto es el sistema de autenticación; a través de este, cualquier persona activa que pertenezca a la universidad tiene acceso a todos los recursos de la biblioteca sin limitantes en cuanto a las consultas. Además, integramos un metabuscador para ampliar la búsqueda de materiales físicos y digitales.

En el 2017, La Salle implementó un Repositorio Institucional (RI), un sistema digital que organiza y preserva toda la producción académica y científica que se genera en la universidad y es de acceso abierto. Hasta junio de 2022, el RI contaba con un total de 1,961 artículos, 

“Los recursos electrónicos le dan a los usuarios, estudiantes, docentes, investigadores y administrativos,

mayores herramientas y fuentes de información para su estudio e investigación.  Además, le da a la Universidad una mayor visibilidad,

tanto al interior, como al exterior con otras instituciones”, mencionó la Lic. Teresa Rojas, jefa de cómputo bibliotecario.

En el mediano y largo plazo, La Salle integrará software especializado para personas con discapacidad; herramientas para el autopréstamo e instrumentos que faciliten la experiencia de los usuarios y formación del personal.

Te podría interesar: La Biblioteca La Salle celebra 60 años de servicio profesional

¿Cómo se realiza la gestión de los recursos digitales? 

“Para la adquisición realizamos un análisis interno, es decir, de la necesidad que tiene un programa en específico o de los contenidos que debe de cubrir el docente en un semestre o durante el plan de estudios. Investigamos o buscamos recursos que apoyen a ese material básico. También tomamos recomendaciones de los docentes sobre qué material es el que podría apoyarlos. El número de licencias depende de la matrícula que tenemos en su momento. Respecto a los derechos de autor, nos regimos por las condiciones que tiene el proveedor, no hay una limitante en cuanto a la consulta, pero sí en las descargas e impresiones”, dijo Rojas.

160,902 libros electrónicos

123,199 revistas electrónicas

1,961 artículos en el Repositorio Institucional REIMS

Con la integración de más recursos digitales, ¿Cómo ha cambiado la dinámica o asistencia de los usuarios?

“A pesar de que son generaciones que están más conectados a lo digital, estos recursos son algo que nos está complementando y no es algo que se oriente totalmente hacia el lado digital. Creemos que van de la mano ambas cosas, porque son materiales que apoyan a sus programas específicos y que en muchas ocasiones hay materiales de la literatura clásica que no siempre encontramos en digital, esto también por los derechos de autor”.

Conservación de los archivos digitales

La conservación de recursos digitales facilita el tratamiento de los archivos y es algo que se ha trabajado desde hace tiempo con el Repositorio Institucional. Para ello, los bibliotecarios consideran formatos se puedan convertir a las extensiones vigentes en el futuro y que, a través del formato XML puedan recuperar la información en la web.

“En cuanto al Repositorio Institucional, tenemos un servidor en la nube y espejos en varios lados. El proveedor realiza hasta cuatro copias de la información que tenemos organizada en el RI, si algo llegara a pasar, tenemos otras opciones para recuperarlo”.

¿Cómo se capacitan para las nuevas tendencias en materia de archivos y bibliotecas?

“Así como formamos a nuestros usuarios constantemente, nosotros también nos actualizamos. Tratamos de siempre estar investigando que es lo nuevo que sale en nuestra área, y, en cuestión de tecnologías, vamos de la mano del personal de Tecnologías de la Información (TI)”, concluyó la jefa de cómputo bibliotecario.

Publicaciones Relacionadas

2 FEBRERO, 2023

8 Datos que debes conocer sobre las...

¡No te quedes fuera! Vota el 7 de febrero y elige a tus representantes. Te decimos cómo. ...

0

31 ENERO, 2023

Lasallista es elegida una de las Líderes...

Estas son las acciones con las que fomenta la cultura de la felicidad organizacional.   ...

0

30 ENERO, 2023

Lasallista promueve una arquitectura más...

Camila Sandoval ha desarrollado proyectos arquitectónicos enfocados al servicio de personas en...

0

26 ENERO, 2023

Lasallistas exponen técnica de repleción...

Conoce el modelo desarrollado por estudiantes de medicina que permitirá una mejor enseñanza...

2

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.