Share this post

Desafíos que abarcan desde la inequidad tecnológica hasta la moldeabilidad de nuevas habilidades fueron expuestas por el Dr. Francisco Marmolejo de Qatar Foundation

 

Como parte del Decimoquinto Encuentro Semestral, colaboradores de la Universidad presenciaron la ponencia del Asesor de educación de Qatar Foundation para la Salud y Desarrollo Comunitario y Ex especialista en educación del Banco Mundial, Dr. Francisco Marmolejo, titulada Educación superior en la postpandemia: Hacia la necesidad de nuevos liderazgos.

En ella, el especialista mexicano compartió con Universidad La Salle los retos, problemas y desafíos que plantea el periodo denominado como “pospandemia” a las instituciones de educación superior.

“El escenario global era complejo hace seis meses. Y ahora lo es más. El mundo vive una gran incertidumbre. Sin embargo la realidad es que hay un campo fértil para la educación superior y hay que aprender de las lecciones de esta época para hacer frente a los nuevos desafíos y redefinir nuestra función social con la comunidad y el mundo.”

El Dr. Marmolejo destacó primero los retos que existen en nuestra región. “En América Latina el problema en la educación superior existe en la retención de los estudiantes, y la deserción estudiantil. Luego de la pandemia quienes más sufrirán son quienes iban alcanzando poco a poco acceso a la educación pero por bajos ingresos, poca preparación académica, por cursar programas de ciclo corto o programas universitarios no selectivos tendrán más posibilidades de desertar”, señaló. Además, en América Latina “Los estudiantes suelen desertar más entre el primer y segundo ciclo escolar, así que ahí hay que enfocar las ´baterías´.”

También destacó el ex colaborador del Banco Mundial que “el problema no es que los estudiantes que llegan se retengan, sino que también se quedan demasiado tiempo sin acabar”, y que “Las instituciones de educación superior suelen caer en temas complejos para avanzar como lo son las estructuras curriculares rígidas, altamente cargadas de contenidos (En México se dan 40% más de horas clase y actividades curriculares de lo que se da en un B.A. en E.U.A. y esto no forzosamente se refleja en estudiantes mejor preparados o con más conocimientos), que se enfocan en contenidos, que son altamente secuenciales, son endogámicas y carecen de lateralidad”.

Sin embargo señaló el ponente de este Decimoquinto Encuentro Semestral que hay soluciones para los problemas que existieron antes de la pandemia. En su participación, a la que asistieron de manera remota más de 180 participantes explicó que “el modelo ideal implicaría que los estudiantes accesen con equidad a la educación superior, haya retención y titulación oportuna y que todo este proceso resulte relevante, junto con el aprendizaje de habilidades suaves”. Destacó que todo esto se logra con una “cultura de la evidencia, generando datos e investigación para saber si las cosas se dan por el quehacer de la universidad, a pesar de lo que hacemos en la universidad o independientemente de lo que hacemos en la universidad.”

Al destacar el tema de la pandemia, el ponente magistral señaló que la solución “no será nada más la vacuna, pues es un problema también económico y social; y tiene que ver con todas aquellas circunstancias, acciones e intervenciones además de la sanitaria, por lo que es importante que participen las universidades” en este restablecimiento mundial.

Finalmente, con su presentación de cifras globales y regionales, el miembro de Qatar Foundation compartió 6 lecciones, previamente señaladas, y 5 desafíos para docentes y directivos. Estos son :

  1. ¿Cómo minimizar el déficit del aprendizaje por la transición a medios no presenciales?
  2. ¿Cómo minimizamos la inequidad debido a la brecha tecnológica?
  3. ¿Cómo mantener el interés de los estudiantes?
  4. ¿Cómo garantizar la integridad en las mediciones de aprendizaje?
  5. ¿Cómo atenuar las implicaciones financieras que tiene la contracción económica actual?

Para concluir, llamó a los docentes a luchar contra la falta de motivación de los estudiantes, , el aislamiento, las dificultades para la evaluación del aprendizaje, las limitaciones técnicas para la enseñanza en línea, y los invitó a dedicar el tiempo necesario para la preparación de materiales volviéndose estudiantes, para con empatía comprender las necesidades de sus grupos.

 

Publicaciones Relacionadas

7 SEPTIEMBRE, 2020

Sigue capacitándote con Coursera

Coursera y La Salle ponen a tu disposición casi 4,000 cursos con certificación.   ...

0

2 SEPTIEMBRE, 2020

Fotogalería: 9° Informe del Rector Enrique...

El 27 de agosto, el Dr. Enrique A. González Álvarez rindió su 9o Informe de Gestión,...

0

26 AGOSTO, 2020

Lasallistas sin fronteras: El doctor...

Conoce el legado del Dr. Jorge Antón, reconocido cirujano egresado de nuestra universidad. ...

0

26 JUNIO, 2020

Calendario de Actividades Físicas de junio...

De junio a agosto consulta estas sesiones y actívate desde casa.         ...

1

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

X