Share this post

  • Tanques de Hubbard y cicloergómetros de inmersión favorecen el desarrollo de habilidades en futuros fisioterapeutas.          

La infraestructura de la Escuela de Altos Estudios en Salud (EAES) marca una gran diferencia y representa una ventaja considerable en la formación de los estudiantes lasallistas. Por sus aparatos de vanguardia destinados exclusivamente para el aprendizaje, destaca la zona de hidroterapia.

La también conocida como “zona húmeda” cuenta con aparatos de primer nivel, utilizados en las mejores instituciones en la materia; así, al insertarse al campo laboral, los fisioterapeutas no tendrán únicamente conocimientos teóricos.

La Lic. Dayana Montes de Oca, Jefa de Carrera de Fisioterapia, detalló el funcionamiento de la infraestructura y cómo es utilizada por los futuros Profesionales con Valor, durante el programa Somos 3; éstos fueron los tanques de Hubbard, su riel de nado y los distintos aparatos de inmersión.

Lee también: Reconocen a La Salle por programas de educación de calidad

Para comenzar, habló de los tanques de Hubbard, llamados popularmente de remolino; aquí se aprende el trabajo físico en el cuerpo superior, inferior o completo. Es conocido por aprovechar las propiedades del agua y combinar la fuerza de un motor para modificar su resistencia.

Posteriormente, habló de la funcionalidad del riel de nado. De acuerdo con la Lic. Montes de Oca, “ningún lugar cuenta con estos espacios para el aprendizaje. (Nuestros estudiantes) ya tienen todo el aprendizaje y van a identificar qué ver en la marcha dentro del agua, o algún estudio biomecánico de nado”.

En estos rieles se atienden pacientes geriátricos, deportistas, con padecimientos neurológicos y pediátricos. Durante las pruebas fisiológicas se ponen oxímetros para medir los niveles de saturación y saber cómo cambia su respuesta dentro y fuera del agua; así se obtienen mediciones más completas durante la hidroterapia.

“En otras universidades el estudiante debe entrar al agua y no puede observar desde fuera el desarrollo del paciente durante su terapia”. La Salle cuenta con el equipo para grabar, lo que facilita la manera de estudiar e investigar casos específicos que lo requieran.

Aparatos que operan bajo agua

Para finalizar, explicó cómo funcionan el cicloergómetro y la banda sin fin de inmersión, conocidos como bicicleta estática y caminadora. La peculiaridad de la tina para sumergir aparatos es que funciona a la temperatura del cuerpo. También, la EAES cuenta con una grúa de inmersión, una silla para aquellos pacientes con mayores dificultades motrices.

Para las personas con movilidad limitada, las instalaciones son completamente accesibles. En algunas prácticas durante entrenamiento funcional, los estudiantes toman clases dentro de baños especializados y eso les permite conocer los implementos que el paciente debe usar.

Aunque las prácticas en la EAES comienzan desde primer semestre, el uso de la zona de hidroterapia comienza en segundo, con la materia Fisiología del ejercicio.

Publicaciones Relacionadas

17 ENERO, 2019

De Australia a La Salle: Llegaron los...

Cursarán el programa “Salud Pública” y visitarán instituciones como la Cruz Roja y...

0

16 ENERO, 2019

La Estudiantina se presentó en el Auditorio...

Los lasallistas formaron parte del festival cultural organizado por Odín Dupeyron, del 11 al 13 de...

0

14 ENERO, 2019

La Salle comprometida con la...

Somos la única universidad privada del Valle de México que cuenta con este reconocimiento...

0

14 ENERO, 2019

Estudiantes de arquitectura ganan Taller...

Los lasallistas obtuvieron los dos primeros lugares en esta competencia entre universidades de todo...

0

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

X