Share this post

Las IES impulsaremos la creación de políticas públicas y universitarias que fortalezcan la cultura de paz.                      

En La Salle México nos adherimos al Acuerdo Nacional por una Cultura de Paz y la Erradicación de la Violencia de Género en las Instituciones de Educación Superior, cuyo objetivo es hacer trascender las acciones que se realizan en las universidades a favor de la paz y en contra de las violencias, para incorporarlas a la agenda nacional. Nuestro fin es lograr que las mujeres desarrollen sus capacidades personales y profesionales en un marco de respeto a sus derechos humanos. 

El Acuerdo Nacional, impulsado por la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES),

pretende avanzar en la creación de políticas públicas y universitarias que vayan al fondo de los problemas

y los resuelvan con determinación de Estado.

En nuestra universidad, además de generar investigación en temas de equidad e inclusión, hemos emprendido acciones como la creación de una Coordinación por la Dignidad Humana; el lanzamiento de un movimiento permanente que reconoce la diversidad del ser humano y la igualdad de sus derechos; nos integramos a la Sociedad de Mujeres Ingenieras para empoderar a s mujeres a alcanzar su máximo potencial como profesionales, entre muchas más. Para conocerlas, consulta la Gaceta Nacional Universitaria: diversidad, equidad e inclusión

El Acuerdo Nacional por una Cultura de Paz y la Erradicación de la Violencia de Género en las Instituciones de Educación Superior enfatiza la prevención de las violencias, instaurando una cultura de respeto entre los géneros  y estableciendo políticas integrales destinadas a la igualdad sustantiva entre los mismos. A través de éste nos comprometimos a:

  1. Abatir solidariamente los obstáculos que impiden el desarrollo profesional de las mujeres y el valor de la sororidad a través del pleno respeto y protección de sus derechos fundamentales y de su dignidad humana.  
  2. Salvaguardar los derechos de las personas y, en especial, los de las mujeres a la libre manifestación de las ideas y a la protesta pacífica, promoviendo la tolerancia hacia la legitimidad de sus actos, protegiendo su integridad y evitando estigmatizarles, criminalizarles o, en su caso, revictimizarles. 
  3. Generar las normas, mecanismos, procedimientos, así como las instancias necesarias para promover la cultura de paz, la inclusión y como eje central de esta última, la igualdad sustantiva de género. 
  4. Fomentar y facilitar las denuncias, eliminar los obstáculos legales y materiales para que éstas prosperen e implementar disposiciones normativas, procedimientos y prácticas que eviten la revictimización o bien eliminar las que la produzcan.
  5. Ampliar y fortalecer la colaboración con otras instituciones especializadas para asegurar una atención integral y adecuada a a las personas involucradas en eventos de violencia de género que ya se tienen en las IES para brindarles apoyo integral, tal que facilite la resolución pacífica de los conflictos, la restauración de las relaciones rotas o dañadas, asó como la reinserción de las personas víctimas y en lo posible de las personas perpetradoras a la comunidad universitaria.
  6. Facilitar el trabajo de las personas nombradas por las y los titulares de nuestras IES para la implementación intra e interinstitucional del presente Acuerdo Nacional y para fomentar el intercambio de buenas prácticas entre las mismas.
  7. Hacer transitar la acción concertada que se realiza en las IES para integrarla a las agendas locales, regionales y nacionales de erradicación de la violencia y en especial de la ejercida en conta de las mujeres, vinculando el trabajo que realizan hacia el interior de los recintos educativos con un trabajo de cercanía y de responsabilidad social hacia las comunidades en las que se encuentran insertas.
  8. Gestionar con las autoridades en todos los niveles de gobierno los mecanismos de colaboración que sean necesarios para garantizar que la violencia comunitaria presente en nuestras sociedades no se convierta en un obstáculo de facto al acceso al derecho humano a la educación de las personas estudiantes, especialmente de las mujeres. 
  9. Articular con los sectores público, social y productivo los recursos y los mensajes que permitan realizar campañas nacionales de alto impacto para generar una opinión pública informada y alerta contra la comisión de las violencias de género.
  10. Generar y transparentar, desde las instituciones de educación superior, la información, la estadística, los análisis y los estudios que deriven del registro puntual de las variables asociadas al fenómeno de las violencias y, en especial, la cometida en contra de las mujeres, con el propósito de integrar bases de datos abiertas que promuevan tanto la investigación académica, como el diseño y la articulación de las políticas públicas e institucionales necesarias para su prevención y el aseguramiento de las garantías de no repetición. 

En La Salle hemos puesto énfasis en la necesidad y la responsabilidad de tomar acciones para que nuestra comunidad se desarrolle de forma segura y fraterna. Asimismo, buscamos alianzas, como la de ANUIES, que nos ayuden a fortalecer y a hacer extensiva la cultura de equidad, la promoción de la armonía, la paz y la dignidad de las personas.

Publicaciones Relacionadas

22 MAYO, 2024

Participan lasallistas en tres foros...

Impulsamos a la comunidad a alcanzar su máximo potencial académico y personal.    ...

0

17 MAYO, 2024

Todo lo que debes saber sobre el Tercer...

Entérate de los temas, el formato “cara a cara”, los medios de transmisión y más de...

0

16 MAYO, 2024

Francisco Lozada: tecnología y datos para...

El Profesional con Valor obtuvo una beca internacional para estudiar Tecnologías...

0

7 MAYO, 2024

4 grandes lecciones del arquitecto Ryue...

El ganador del Premio Pritzker comparte su fórmula para transformar las maneras en que habitamos...

0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.