Share this post

 

Medio: animal.mx

Especialista: Dra. Victoria Alva Lugo / FD

Tema“¿Boletos de Ticketmaster clonados? Qué hacer si me sucede algo así” 

 

“Tengo miedo de ir un concierto y ese día enterarme que en TicketMaster clonaron mi boleto”, es uno de los comentarios recurrentes que se han popularizado en redes sociales a partir de la denuncia de un usuario que compró su boleto en preventa de la empresa, y no pudo ingresar al concierto de Dua Lipa porque el ticket ya había sido usado.

Este caso desató una ola de denuncias de más usuarios inconformes, que se suman a las acusaciones por reventa que ya tenía la empresa. Debido a eso la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ya está promoviendo una demanda colectiva en contra de TicketMaster.

El Sabueso consultó a especialistas que nos explicaron que aunque este tipo de procesos no son tan conocidos en México, las demandas colectivas contra empresas son totalmente viables, confiables y reguladas, además de que, por ley, la Profeco está facultada para interponer estas acciones.

Compré mis boletos de @dualipa en preventa directo en @Ticketmaster_Me el año pasado y los Imprimí hace meses en @MixupTeam Parque Delta. Después de imprimirlos los guardé en mi recámara por meses. Hoy al llegar a la puerta de acceso mi boleto ya había sido usado @AtencionProfeco pic.twitter.com/YS0r9eYksk

— Kevino Amaro Rios (@KevinoAmaro) September 22, 2022

PUBLICIDAD

¿CÓMO PROTEGERSE?

Antes de comprar un boleto, TicketMaster ofrece pagar el servicio de Ticket Protector, que cuesta 199 pesos adicionales a los cargos de servicio y costo del evento. Esto funciona como una garantía de reembolso total en caso de que no puedas asistir a un evento.

Sin embargo, no existe seguridad por parte de la empresa, ni una línea o teléfono de atención directa, acusa Gardenia, una usuaria afectada a quien no le hicieron su reembolso por el Corona Capital Guadalajara 2022, cuyo compra hizo desde 2020, y a la que no le respetaron el pago a meses sin intereses en preventa de Dua Lipa y otros conciertos.

“El día del concierto de Dua Lipa de cinco boletos general B que compramos junto con mis amigos, solo pasaron dos, los otros nos dijeron que ya los habían escaneado, pero nosotros nunca compartimos nuestro boleto ni subimos foto de él. Al final nadie nos resolvió nada, ni TicketMaster, ni OCESA o Profeco y se perdieron esos boletos”, cuenta.

“Ahorita ya no tengo ganas de resolver nada, pero tengo miedo por los boletos que ya adquirí, no sé si van a pasar, es esta incertidumbre y preocupación y hay muchos más a los que les pasó (clonaran sus boletos)”, agrega.

Por el simple hecho de comprar un producto o adquirir un servicio, cualquier persona está amparada por la Ley Federal de Protección al Consumidor.

En caso de que ocurran actos y omisiones que vulneren esos derechos se puede ejercer una acción en contra de una empresa o proveedor, nos explica la doctora Victoria Alva Lugo, especialista en Derecho Internacional Privado y académica de la Facultad de Derecho de la Universidad La Salle.

“La finalidad de las acciones colectivas es cumplir con los objetivos que tiene la Profeco, que entre sus atribuciones está representar legítimamente y proteger a consumidores en contra de prácticas que puedan considerarse desleales o incumplan con sus derechos”, aclara.

La Profeco está facultada para investigar todas esas irregularidades o violaciones que involucren a los consumidores o a una colectividad, de esa manera cada persona no tendrá que presentar su juicio de forma individual.

“La Profeco tiene mayor probabilidad de éxito, es mejor denunciar colectivamente, con un cuerpo con mayor fuerza porque se ganaría poco en lo individual”, añade el abogado José Roberto González Gaytán, director de la firma González Gaytán S.C. y especializado en materia civil y mercantil.

Sobre estas denuncias, El Sabueso contactó a TicketMaster y OCESA, promotora de eventos que recurre a los servicios de la empresa boletera, sin obtener respuesta al momento de esta publicación.

¿CUÁL ES EL PROCESO PARA DENUNCIAR?

Para sumarte a una demanda colectiva, como en el caso de TicketMaster, debes llenar el formulario de consentimiento expreso, hacer un escrito en el que relates los hechos, en el que incluyas lugar, hora y tu firma.

Además llenar el formato adicional de datos personales e incluir documentos que prueben que realizaste la compra, como tickets, facturas, correos electrónicos o confirmación de compra o comprobantes de transferencias.

Todos esos documentos los debes mandar al correo acolectivas@profeco.gob.mx con el asunto Acciones Colectivas y el nombre de la empresa, en este caso TicketMaster. Los formularios también los puedes descargar en la página https://acolectivas.profeco.gob.mx.

??Si fuiste afectado por #Ticketmaster por los siguientes motivos:

?Cancelación de cualquier evento

?Negativa de reembolso

¡Súmate a la #AcciónColectiva en su contra! Descarga los formatos en https://t.co/ChyUa1b1TF pic.twitter.com/h8ChK1f7ZI

— Profeco (@Profeco) September 22, 2022

¿QUÉ VIENE DESPUÉS?

De acuerdo con ambos especialistas, este proceso debería durar aproximadamente seis meses. No debería ser tardado para evitar que los ciudadanos pasen por juicios tortuosos que los desgasten, y que ante todo sientan que sus derechos como consumidores son palpables.

Las últimas acciones colectivas que ganó este 2022 la Profeco fueron en marzo, contra AT&T, y en agosto contra Viva Aerobús, mediante las que se acordó que las empresas bonificarían a los clientes. Estos procesos tomaron un año y medio y cinco años, respectivamente. La primera demanda se presentó formalmente en octubre de 2020 y la segunda en abril de 2017.

Según Ricardo Olivares, empleado del área de Acciones Colectivas de la Profeco, en el caso contra TicketMaster este es sólo el inicio del procedimiento que puede demorar años.

En este punto el proceso está en la fase de convocatoria, es decir, en el que invitan a los consumidores a presentar sus denuncias. Por lo menos se debe reunir a 30 afectados. Posteriormente se realizará un análisis de cada caso para luego unificarlos en un proyecto de demanda colectivo, precisa.

Este proyecto se envía ante un juez federal, que determina si admite o no la demanda. En caso de que proceda, hay un plazo de 15 a 30 días para que la empresa demandada responda.

En los cinco días siguientes a ese lapso la Profeco debe manifestar lo que a su derecho convenga, es decir, “establecer cuáles son las pretensiones que desean alcanzar, puede ser solo solicitar que restituya pagos o bien además de la devolución que se contemple algún otro tipo de sanción, pero eso lo define la Profeco de acuerdo con el análisis que hagan”, explica Alva Lugo.

De lograrse un convenio entre ambas partes, en el que los intereses colectivos queden protegidos, se concluye la acción.

En caso de que no se alcance un acuerdo, se iniciaría un periodo probatorio, en el que los implicados aportan más pruebas en un lapso de 60 días. Después, el juez tendrá 30 días hábiles para dictar una sentencia.

Si la empresa denunciada resulta culpable, tendrá que reparar el daño causado a la colectividad, con base en los lineamientos que el juez establezca en la sentencia.

La reparación del daño aplica en eventos cancelados, reembolso, promociones no respetadas, publicidad engañosa u otras violaciones al derecho del consumidor, añade González Gaytán. En caso de que se impongan multas, estas “podrían ser desde 1 millón hasta 10 millones de pesos”, estima.

Como la misma Profeco lo señala, en cualquier momento del proceso y hasta 18 meses después de que se establezca una sentencia, cualquier otro usuario afectado puede unirse a esa acción colectiva, avisando a la Procuraduría.

“En otras palabras, la Profeco funge como el abogado de los usuarios”, comenta Ricardo Olivares.

LISTA DE QUEJAS

En este año, la Profeco ha promovido demandas contra al menos nueve empresas, entre ellas Walmart, Muebles D’Europe, Novirsa, Sony México, Dell México y Naturgy.

Contra TicketMaster las acciones colectivas las comenzaron a promover desde julio, después de que varios usuarios se quejaron de que la empresa no quiso hacer reembolsos y canceló compras sin previo aviso.

Pero ante la denuncia en Twitter del usuario Kevino Amaro Ríos, en la que expuso que su boleto fue clonado y no pudo ingresar al concierto de Dua Lipa, el pasado 21 de septiembre, las acciones legales en contra de la empresa volvieron a tomar relevancia.

Publicaciones Relacionadas

24 NOVIEMBRE, 2022

Se acentúa el trabajo informal femenino

  Medio:  El Sol de México Especialista: Dra. Verónica Silva / FD  Tema: “Se...

0

23 NOVIEMBRE, 2022

¿Te pasaste de compras en El Buen Fin? Aún...

  Medio: expansion.mx Especialistas: Mtra. María Elvira Méndez / FN  Tema: “¿Te...

0

23 NOVIEMBRE, 2022

Se disparan contagios de influenza en

  Medio: 24 Horas  Especialista: Dra. Jessica González / CIVE Tema: “Se disparan...

0

23 NOVIEMBRE, 2022

Gana peso deuda pública interna

  Medio: Reforma Especialista: Dr. Luis Antonio Andrade Rosas / VI Tema: “Gana peso...

0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X