Share this post

Medio: El Economista

Especialista: Universidad La Salle / Institucional

Tema: “La pandemia ha traído consigo el fracaso de las élites, opina sociólogo”

“Una de las principales debilidades que ha revelado esta pandemia es la relación entre pueblo y élites, o gobernantes y gobernados, es una crisis que tiene muchas caras”, asegura el doctor Pablo Cuartas, docente del Departamento de Ciencias Políticas y Jurídicas de la Universidad Autónoma de Manizales, en Colombia.

Esta reflexión surge a partir del panel Creencias y conductas sociales en torno a la pandemia, organizado por la Universidad La Salle.

El especialista en teorías sociológicas contemporáneas señala que a través del término de ‘eficacia simbólica’ que propusiera el antropólogo francés Lévi- Strauss, que habla del efecto de credibilidad que tiene una autoridad determinada sobre una comunidad, podemos observar que este lazo, aunque ya venía resquebrajándose, hoy se ha agravado.

En entrevista para El Economista explica que la palabra que producen los gobernantes se mira con recelo, sospecha o simplemente no se le presta atención.

Por ejemplo, como sucede en México, también en Colombia, todos los días hay una elocución por parte de las autoridades para dar información sobre la evolución de la pandemia, “la primera semana fue una estrategia exitosa y luego fue mermando, después de más de 100 días de discurso, es una palabra totalmente vacía y a la que no se le presta atención”.

Dijo que además de la cantidad de discurso que se produce, habría que analizar la calidad, es decir, qué se dice, “lo que hemos podido ver es información excesivamente técnica que revela una cosa muy grave, el Estado no conoce a sus ciudadanos”, no sabe dónde están los pobres exactamente, por lo que para poner en marcha un plan de ayuda, se gasta mucho tiempo, “el Estado no dispone de herramientas confiables de información para hacer llegar los recursos a quienes lo necesitan”, asegura.

Autocuidado y solidaridad

El doctor Cuartas también señala que no todo puede recaer en el Estado y en ese sentido, en estos meses una palabra que ha cobrado fuerza es el autocuidado, “esta situación también exige de todos una autonomía y una vigilancia que ya no podemos esperar de las autoridades, esto ha sobrepasado con creces las capacidades instaladas de los gobiernos en América Latina y ante eso, al mismo tiempo de que hay que exigir, también en pequeña escala es muy importante apelar a prácticas de autoayuda, además de apoyo a la pequeña comunidad”.

Por ello pidió acercarnos a prácticas de solidaridad, por ejemplo, con redes de vecinos o consumo local, esta es una forma de resistencia civil y pacífica, centrada en el cuidado personal y comunitario.

Pablo Cuartas considera que será fundamental plantearse una recomposición profunda en la manera en que habíamos entendido la economía y las finanzas públicas.

Los salarios, los créditos, los subsidios, hoy por ejemplo este último elemento se tendrá que entender no como un abuso, sino como una herramienta indispensable para que la gente, por ejemplo, pueda confinarse sin hambre, y evitar ese problema en donde se trata de la economía o la vida.

“Sería un desperdicio histórico no aprovechar estas circunstancias totalmente inauditas e involuntarias para hacer ajustes que desde el pasado se veían necesarias”. Concluye que podríamos empezar por actualizar algunos de los postulados sobre el Estado del bienestar con una economía menos confiada en el mercado y donde el Estado tome el control. Además, la relación entre gobernantes y ciudadanos debe agilizarse y volverse expedita y con un conocimiento más profundo de nuestras sociedades.

Como ciudadanos debemos exigir a nuestros gobernantes, la dinámica hasta de manifestación se ha visto alterada y en ese sentido el papel de las redes sociales no es desdeñable, serán un canal para ejercer cierta presión sin ponernos en riesgo. También hay propuestas más radicales como la desobediencia civil organizada, por ejemplo, frente al pago de servicios públicos, pues las facturas han subido y los ingresos han bajado sin un plan claro por parte del gobierno. Pero no se debe perder el foco de que la solución debe ser compartida, opinaron en el foro.

Existe un desencuentro entre la población y el discurso del Estado, el cual ya no genera una sensación de bienestar.

Publicaciones Relacionadas

12 AGOSTO, 2020

Escuelas privadas y públicas en México...

Medio: 98.5 – Reporte GI Especialista: Dir. Alejandro Enríquez / FHyCS Tema:...

0

12 AGOSTO, 2020

¿Qué sucede con los videos virales de...

Medio: Reporte Índigo Especialista: Dr. Felipe Gaytán / FHyCS Tema: “Portada de Reporte...

0

10 AGOSTO, 2020

Por mano propia

Medio: Reporte Índigo Especialista: Dr. Felipe Gaytán / FHyCS Tema: “Por mano propia”...

0

7 AGOSTO, 2020

México lamenta el sensible fallecimiento de...

Medio: Publimetro (Puebla) Especialista: Dr. José Luis Akaki / FMM Tema: “México lamenta el...

0

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

X