Share this post

Su línea de investigación permite descubrir nuevos tratamientos para enfermedades complejas.                          

La Dra. Casandra Chaires Rosas, investigadora egresada de la Universidad La Salle, ha dedicado parte de su trayectoria profesional a contribuir en la generación de nuevos tratamientos para algunas de las enfermedades más complejas, a partir de células madre. A la Profesional con Valor, le maravilla la capacidad que le otorga la ciencia de descubrir cosas que nadie más sabe y, al hacerlo, también tiene la posibilidad de generar un impacto en la sociedad.

Para la Dra. Chaires, la Universidad La Salle fue su primer contacto con la ciencia y le dio un panorama de todo aquello que tenía por conocer y explorar: “fue mi primer contacto con un laboratorio, donde aprendí a amar (la ciencia), realizar actividades de laboratorio y experimentos. Fue mi puerta al mundo y eso es algo que no se olvida”.

Egresada de la licenciatura en Químico Farmacéutico Biólogo, la Dra. Chaires actualmente se desempeña como enlace médico científico en Boehringer Ingelheim. Su misión es entablar conversaciones científicas con médicos clínicos para enriquecer el conocimiento en el campo de salud respecto a enfermedades como la diabetes y la enfermedad renal crónica.

De esta manera atiende al Objetivo de Desarrollo Sostenible número tres de la ONU, salud y bienestar.

La lasallista se ha desempeñado en áreas relacionadas al cultivo de células humanas y, durante la realización de su doctorado, su línea de investigación se centró en las células troncales mesenquimales, comúnmente conocidas como células madre.

Las células madre son aquellas “que tienen la capacidad de generar células iguales a ella, por un lado. Por otra parte, también de generar células hijas que son diferentes y más especializadas”, mencionó. Tienen un enfoque terapéutico, pues han demostrado ser efectivas en el tratamiento de pacientes con heridas cutáneas, tales como úlceras diabéticas y quemaduras extensas, así como en la reparación de tejido cardiaco cuando el paciente ha sufrido un infarto.

Con el paso del tiempo se ha ido descubriendo que las células madre mesenquimales, obtenidas de diferentes tejidos, se comportan de manera distinta ante una terapia.

Por ejemplo, las células madre que se obtienen de la médula ósea, son más óptimas para tratar enfermedades de huesos,

como osteogénesis imperfecta donde los niños tienen huesos de “cristal” o frágiles, que se fracturan fácilmente ante actividades cotidianas.

 (…) Es necesario que cada vez más se desarrollen investigaciones relacionadas con ellas

para averiguar cuál es su uso terapéutico más adecuado.

Es co-autora de la patente en México del Método para preparar un suplemento a partir de cultivos de células mesenquimales de gelatina de Wharton. Si bien, el uso que se le da al suplemento es experimental, la lasallista explicó que las proteínas (factores de crecimiento y citocinas) que lo conforman, son producidas por las células mesenquimales y facilitan la sanación de las heridas.

Te podría interesar: Lasallistas exponen técnica de repleción de vasos sanguíneos en Congreso Panamericano de Anatomía

Chaires Rosas también es co-autora de los artículos de investigación Adhesión diferencial y actividad fibrinolítica de células madre mesenquimales de médula ósea humana, placenta y gelatina de Wharton cultivadas en un hidrogel de fibrina e Influencia de la relación PLGA/gelatina en las propiedades físicas, químicas y biológicas de andamios electrohilados para apósitos para heridas, publicadas por revistas indexadas con factor de impacto.

La Profesional con Valor le recuerda a las futuras generaciones que la ciencia está llena de áreas de oportunidad, especialmente el campo de estudio en el que se desenvuelve:

“La ciencia, por mucho que tenga fines diversos, ya sea el más personal o egoísta, tiene que tener un nexo social y ética. En el caso de las células madre, cualquier aplicación que se realicen con ellas debe estar regulada por normas sanitarias. En este momento no hay norma oficial mexicana al respecto, tan sólo el proyecto de norma NOM-260-SSA1-2017, para la disposición de células troncales y progenitoras con fines terapéuticos y de investigación, que se encuentra en espera de ser aprobado. Eso es algo que sigue siendo una oportunidad de crecimiento, no solo para México, sino para el resto del mundo”, señaló la lasallista.

Publicaciones Relacionadas

22 MAYO, 2024

Participan lasallistas en tres foros...

Impulsamos a la comunidad a alcanzar su máximo potencial académico y personal.    ...

0

17 MAYO, 2024

Todo lo que debes saber sobre el Tercer...

Entérate de los temas, el formato “cara a cara”, los medios de transmisión y más de...

0

16 MAYO, 2024

Francisco Lozada: tecnología y datos para...

El Profesional con Valor obtuvo una beca internacional para estudiar Tecnologías...

0

13 MAYO, 2024

Nos adherimos a un acuerdo nacional para...

Las IES impulsaremos la creación de políticas públicas y universitarias que fortalezcan la...

0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.