Share this post

Así funciona este aparato inteligente, que monitorea la salud de las personas sin la necesidad de un pinchazo.             

Los lasallistas Adrián López Vudoyra, Angélica Cecilia Pascoe Martínez, Daniela Santamaría Fuentes y Rocío Yareni Reyes Encinas desarrollaron un glucómetro infrarrojo, de bajo costo y capaz de conectarse a dispositivos móviles. Éste analiza el nivel del azúcar en la sangre sin la necesidad de recolectar una muestra a través de un piquete.

A diferencia de otros dispositivos en el mercado, este prototipo de los estudiantes de Ingeniería Biomédica en la Facultad de Ingeniería, tiene un costo de manufacturación de 250 pesos aproximadamente, lo cual lo hace sumamente accesible y apoyará a mantener la salud de las personas. El dispositivo fue expuesto de manera virtual durante el 43° Congreso Nacional de Ingeniería Biomédica (CNIB2020) ,en la sesión de presentaciones orales denominada “Biosensores, bioinstrumentación y micro-nanotecnologías”.

Glucómetro infrarrojo vs uno tradicional

El glucómetro funciona a partir de la detección de la luz infrarroja que atraviesa a los tejidos. Durante las primeras pruebas se hizo una comparativa con uno tradicional, que requiere de lancetas para tomar una gota de sangre. Aunque hasta el momento se han realizado pocas pruebas, las mediciones no presentan variaciones significativas, lo cual determina que el nuevo aparato es confiable y preciso.

Una ventaja adicional es que al conectarse con otros dispositivos, permite conocer enviar y recibir información en tiempo real para generar una base de datos, la cual resultaría de gran ayuda para el personal médico a la hora de monitorear la salud de un paciente. Esta característica es una de las razones principales por las que sus similares suben el costo en el mercado. 

Adrián López, quien fue el encargado de presentar el glucómetro en el congreso, describe esta experiencia como una experiencia única: “desde que se comenzó con el proyecto en los laboratorios, probando circuitos y haciendo las pruebas de comparación de nuestro prototipo hasta que se sometió al Congreso y se grabó la presentación han sido experiencias muy enriquecedoras para mi formación como ingeniero biomédico”.

 

Publicaciones Relacionadas

1 DICIEMBRE, 2020

“Yo me la sé”: Así le fue a La...

Los lasallistas de Santa Teresa se unieron con otras universidades para recolectar fondos en apoyo...

0

1 DICIEMBRE, 2020

Así comenzará su estancia internacional la...

Entérate de qué universidades en Europa y Latinoamérica participarán en la formación de...

0

30 NOVIEMBRE, 2020

Conoce el “Aula sin Fronteras”...

Descubre cómo este proyecto para estudiantes de Famadyc hoy llega a seis universidades lasallistas...

0

30 NOVIEMBRE, 2020

Reconocen labor académica de lasallistas...

Conoce a los tres lasallistas homenajeados por la Asociación Nacional de Facultades y Escuelas de...

0

Comments

OneComentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X