Share this post

Conoce el mensaje de los Hermanos de las Escuelas Cristianas durante el Encuentro IALU.                                            

En el marco del décimo tercer Encuentro de la Asociación Internacional de las Universidades La Salle (IALU por sus siglas en inglés), el Superior General, Hno. Armin Luistro, y el Vicario General, fr. Carlos Gómez, invitaron a los participantes a sumergirse en las periferias no visitadas del mundo y a que los conocimientos generados en las universidades contribuyan a generar un impacto social positivo. Asimismo, solicitaron el apoyo de los miembros para hacer realidad el proyecto de la Universidad La Salle en África.

El mensaje de los Hermanos incitó a reflexionar sobre los problemas críticos que enfrentan los sistemas educativos en el mundo. Según cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), existen 750 millones de adultos analfabetos, 260 millones de jóvenes sin escolarizar y 1,600 millones de estudiantes afectados por la pandemia

Ante dichas problemáticas y los profundos cambios que enfrenta el mundo, la Iglesia y el Instituto, el Superior General y el Vicario General señalaron que el 46º Capítulo General desafía a considerar no sólo los caminos probados y comprobados, también los nuevos. Invitaron a los participantes a salir de sus zonas de confort y a ver más allá de sus comunidades, instituciones, distritos, regiones y “redescubrir y revivir la esencia de nuestra fraternidad en las periferias de nuestro mundo roto“, refiriéndose a la desfragmentación del mundo y la separación y soledad que sufren los jóvenes en la actualidad.

“Es un lugar donde podemos volver a discernir nuestros proyectos educativos; adquirir una perspectiva desde la cual evaluemos nuestras políticas

y prácticas comunitarias; así como discernir nuestra vocación. Es el lugar en el que examinamos los resultados de nuestra organización,

visión y estrategias de gestión. Pero al mismo tiempo, también deseamos que para muchos lasalianos sea un verdadero lugar de encuentro

con nuestros hermanos y hermanas, donde podamos descubrir el significado profundo de nuestras vidas”.

El Proyecto Levadura fue uno de los puntos destacados del discurso. Este servirá para conectar múltiples subtemas, como la vida de los Hermanos, la Asociación para la Misión, la Formación para la Misión y el Liderazgo y Gobernanza. También conectará a los lasalianos de todo el mundo con otros grupos y culturas, para que puedan diferir de lo que están acostumbrados. “Esperamos que el Proyecto Levadura nos ayude a entrar en una experiencia de conversión que transformará nuestras vidas e instituciones”.

Si bien, se encuentra en etapa de elaboración, el proyecto será colaborativo. Los miembros de IALU podrán expresar sus inquietudes, añadir contribuciones, reflexiones, compromisos y otras ideas creativas que pueden llenar los vacíos.

Te podría interesar: ¿Cómo el Barrio Universitario ayuda a la construcción de una mejor ciudad?

Las autoridades invitaron a los miembros de IALU a ser creativos e idear oportunidades para lograr que la investigación universitaria genere un impacto social positivo. Resaltaron la necesidad urgente de volver a un humanismo capaz de cuestionar, confrontar y proponer. De esta manera, generaremos “enfoques que desafíen la inercia y desafíen dinámicas sociales y sistemas productivos existentes, como modelos de negocio que promuevan solidaridad, economías compartidas y compromisos éticos que conducen a la transformación social”. Esta propuesta está alineada al Pacto Educativo Global, una iniciativa de educación planteada por el Papa Francisco, y que el Superior General y Vicario General desean que sea asumida como un compromiso de todas las universidades lasallistas.

Las instituciones podrían ejercer su responsabilidad social asegurando que las políticas y los programas promueven la inclusión y el pensamiento crítico.

También podrían ejercer su moral influencia para convertirse en poderosos agentes de cambio en el mundo de hoy.

Esto incluye (…) mejorar las condiciones de vida de los más personas vulnerables, la transferencia de tecnologías, intervenciones educativas

y conocimiento científico para impactar la producción, mejorar las condiciones de vida y fortalecer el tejido social.

Finalmente, solicitaron el apoyo de los miembros para reestablecer el Instituto Magisterio de Jesús, con programas certificados en Teología, Catequesis y Ministerio Pastoral, como una institución internacional que responda a las necesidades de los Hermanos y colaboradores lasalianos en la actualidad. Además, ayuda con investigaciones interculturales que pueda brindarle a IALU más información para garantizar que los programas educativos lasalianos siguen siendo efectivos y relevantes para los jóvenes, incluido el enfoque pastoral. También, colaboración para crear nuevos, viables e inspiradores marcos teológicos. Además, solicitaron el acompañamiento y asistencia de las instituciones lasalianas de educación superior para el proyecto de la Universidad La Salle en África, atendiendo a las necesidades de en las periferias del mundo.

Tags:

Publicaciones Relacionadas

14 JUNIO, 2024

El panorama de la educación en México...

La Dra. Bertha Fortoul, Especialista La Salle, opina sobre las grandes ausencias en el proyecto...

0

11 JUNIO, 2024

De residuos metalúrgicos a...

Las estudiantes de Ingeniería Ambiental ganaron el reconocimiento Mejores prácticas de servicio...

0

10 JUNIO, 2024

Recibe La Salle reconocimiento como espacio...

Conoce las acciones de la universidad para fomentar una vida saludable.       ...

0

6 JUNIO, 2024

Desayuno alumniLaSalle 2024: renovación de...

Un evento impregnado de unión, nostalgia y gratitud.           ...

0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.