Share this post

Conoce las acciones prioritarias en la agenda nacional e internacional para atender a este segmento de la población.            

A La Salle le interesa buscar soluciones estructurales a las raíces de la pobreza, la migración, los desplazamientos forzados y otras injusticias. Es por esto que, en el marco de la Jornada Mundial de las personas migrantes y refugiadas, recibió a diversos expertos en política para dialogar sobre el proceso de edificación de la sociedad a partir de este segmento de la población.

El foro Construir el futuro con las personas migrantes y refugiadas planteó la necesidad de establecer políticas públicas con enfoque humanista, modelos de migración, ordenados, regulares y seguros y programas de integración.

“Probablemente no cambiaremos el mundo, pero lo haremos más habitable y marcaremos diferencia para algunos

y ojalá para muchos”, dijo el Lic. Roberto Medina Luna Anaya, Vicerrector de Bienestar y Formación.

En este espacio, Enrique Evangelista Cortés, director de movilidad laboral del Servicio Nacional de Empleo (SNE), explicó la labor de la institución para vincular a oferentes y demandantes de empleo, atendiendo a los repatriados, refugiados y migrantes en tránsito. 

En agosto, el SNE avanzó en la firma de un memorándum de entendimiento para movilizar a trabajadores de México a Estados Unidos en todos los sectores laborales. También, derivado de la Cumbre de las Américas, el Estado mexicano tiene la misión de diseñar modelos de migración ordenados, regulares y seguros, con Guatemala, El Salvador y Honduras, lo que permitirá que el fenómeno migratorio reduzca sus riesgos. 

“Es fundamental que en los modelos de migración, ordenados, regulares y seguros, participen los Estados de origen

de la población migrante, así como los Estados de destino. Eso permitirá avanzar en instrumentar acciones de desarrollo local,

que gradualmente permitan reducir la intensidad del fenómeno migratorio.

A la vez, coordinar esos modelos de migración generar remesas”, indicó el directivo.

Rosa María González, Presidenta de la Comisión de Asuntos Migratorios de la Cámara de Diputados, compartió la agenda migratoria en materia legislativa, que incluye: 

  • una política de estado que redefina la vocación del país, es decir, pasar de una visión de control a una dónde se garanticen los derechos de todas las personas y exista una cultura de apertura e integración;
  • los compromisos internacionales que ha suscrito nuestro país para proveer estándares iguales a cualquier otra nación (cómo la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU); 
  • y mantener un proceso continuo de observación, evaluación y calibración de las leyes en materia de migración.

Te podría interesar: La Salle se une a las reflexiones sobre el combate al desplazamiento forzado interno

Beatriz Paredes Rangel, Presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, América Latina y el Caribe del Senado de la República, explicó que la migración no es un fenómeno ajeno, pues los profesionales también se ven en la necesidad de migrar para buscar mejores condiciones laborales o para estudiar; aunque existen casos menos afortunados en los que las personas acceden a poner sus vidas en peligro para escapar de la pobreza, de la falta de oportunidades, entre otras situaciones.

La senadora invitó al público a definirse a favor de los migrantes. También, a que la política actual del gobierno mexicano se modifique para regular la situación de tránsito y recepción de fuerza de trabajo.

“Seamos capaces de ser solidarios, de abrir los brazos y exigir que haya una política de movilidad humanística,

no represiva y que reconozca que la articulación de la movilidad social es un desafío para la región de América del Norte

y que debe estar comprendida en los tratados”, mencionó Paredes Rangel.

Giovanni Lepri, Representante en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), resaltó la importancia de México en la dinámica de migración, pues es un país de tránsito, expulsión y de retorno. Además, pasó a ser el tercer país con mayor número de solicitudes de asilo a nivel mundial en el año 2021.

“Sí hay posibilidad de integración. México tiene una oportunidad muy importante para personas refugiadas y migrantes y creo que, de la mano de diferentes instituciones, la podemos aprovechar”.

Por estas razones, el ACNUR ha incrementado su presencia en el país y desde el 2016 ha apoyado el proceso de integración de más de 25,000 personas.

Te podría interesar: La preparación académica frenará la degradación del Estado de derecho

Luis Raúl González Pérez, representante del Programa Universitario  de Derechos Humanos de la UNAM, habló de las necesidades que tiene el país en materia de políticas públicas que partan de un enfoque humanista para enfrentar la problemática de la migración. Ésta es la manera de entender el fenómeno y las condiciones que la originan y así crear sistemas que realmente protejan y le den garantías en sus derechos a la población vulnerable.

Publicaciones Relacionadas

3 OCTUBRE, 2022

Rectoras lasallistas debaten sobre cómo...

Conoce los puntos de vista y propuestas de las directivas en el marco de la Semana Internacional...

0

3 OCTUBRE, 2022

Las aplicaciones del Big Data...

Conoce su impacto en la toma de decisiones, la predicción de tendencias y la ciberseguridad. ...

0

29 SEPTIEMBRE, 2022

La equidad educativa impacta en el bienestar...

La educación de calidad tiene efectos personales y sociales benéficos, pero su realidad es...

0

29 SEPTIEMBRE, 2022

¿Sabes por qué los millennials están...

La pandemia hizo visible una cultura tóxica de trabajo, el regreso a la presencialidad no es el...

0

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X